MAESTROS Y MAESTRAS EFICIENTES

:v

.

.

miércoles, 31 de julio de 2019

MEMES en educación Cómo usarlos, de donde vienen para qué sirven.


Un meme es una unidad básica de información digital que lógicamente se transmite a través de cualquier tipo de medio virtual. El término meme, acuñado por R. Dawkins en su libro El gen egoísta Barcelona, Labor, 1979), por la semejanza fonética con el inglés gen, viene del griego “mimema”, que significa “algo imitado” y representa una forma masiva de propagación cultural, comportándose como un virus, de ahí que se hable de un fenómeno viral en Internet.

VIDEO: COMO USAR LOS MEMES EN EDUCACION 



Los memes que más circulan en Internet son los humorísticos, aunque también pueden tener un valor didáctico y servir para transmitir conocimientos culturales, destacando, ante todo, el valor de la imagen en los procesos educativos.

¿Qué habilidades de aprendizaje podemos evidenciar en un meme como método de evaluación?

Habilidades cognitivas tales como:
Dominio del tema
Creatividad
Capacidad de Análisis
Síntesis

Podemos además reforzar
Ortografía
Ingenio
Capacidad de expresión

En la creación y difusión de memes entran en juego las habilidades digitales, como búsqueda y selección de información, edición de contenidos y difusión en la red; los estudiantes ya realizan procesos parecidos en su uso cotidiano de la tecnología. De este modo, se aprovechan sus conocimientos y experiencias previas para montar una estrategia pedagógica que favorece el aprendizaje. También se trabajan habilidades cognitivas, como la observación, el análisis y la capacidad de síntesis.



👉Para ti una colección de memes  👈


















domingo, 14 de julio de 2019

NETFLIX: Que recomendaciones tenemos para ti

Si tienes NETFLIX tenemos algunas recomendaciones de series y películas y obviamente respaldamos nuestra recomendaciones, explicándote quienes son los actores quienes la escriben y que la vuelve interesante, coméntanos en cada vídeo que te parecen las sugerencias: 



SERIE COMEDIA: MR. IGLESIAS 




SERIE COMEDIA: THE GOOD PLACE


PELÍCULA: EL NIÑO QUE DOMO EL VIENTO


SERIE: ARCHER (ANIMADA PARA ADULTOS)



MINI SERIE: EL VACIO 




SERIE CARICATURAS: EL CAPITÁN CALZONCILLOS


martes, 2 de julio de 2019

Todo sobre Evaluación Escolar.-


Evaluación: puede conceptualizarse como un proceso dinámico, continuo y sistemático, enfocado hacia los cambios de las conductas y rendimientos, mediante el cual verificamos los logros adquiridos en función de los objetivos propuestos.


La evaluación es una actividad continua del mismo proceso educativo. Desde el momento en que el alumno ingresa a la escuela, durante su estancia y al final de la jornada escolar, proporciona información de su propio sistema de enseñanza en la casa, así como el de la escuela, y en conjunto, ambos contribuyen a mejorar el propio proceso evaluativo ya que brindan oportunidades formativas para que, con la información recabada por diferentes métodos, generen conexiones que contribuyan a fortalecer la calidad de su formación, en este caso, el alumno junto con el maestro, generan de forma explícita métodos de evaluación más congruentes dentro del aula, fortaleciendo así, la educación y las mismas prácticas docentes. La evaluación implica que el docente registre las fortalezas, los talentos, las cualidades, los obstáculos, los problemas o las debilidades que de manera individual y grupal se vayan dando para intervenir oportunamente y “decidir el tipo de ayuda pedagógica que se ofrecerá a los alumnos” (Coll, 2004). Sin embargo, siempre hay que considerar que la evaluación está en función de los aprendizajes claves del plan y programas de estudios vigentes, así como de la orientación pedagógica del maestro frente al grupo, ya que son ellos quienes de acuerdo al calendario de evaluaciones marcan los momentos y las características de las mismas.



Compresiva – criterial

Un estilo útil a las finalidades de la evaluación de la educación debe considerar dos maneras de abordar el trabajo de la evaluación: una orientada a las mediciones y otra orientada a la experiencia. Cada una enriquece la investigación de forma distinta y ambas merecen ser incluidas en la mayoría de estudios.

Ambas orientaciones son necesarias porque la evaluación consiste en el conocimiento del valor de algo, y buena parte de dicho conocimiento proviene de la experiencia personal y de nuestra propia conciencia. Las respuestas de los implicados, los contrastes de opinión e información, los juicios emitidos desde los contextos más cercanos son un material básico para esta perspectiva. Se trata del concepto experiencial de la calidad para abordar la valía por encima del mérito de los resultados.
Los estándares expresan una cantidad, un nivel o una manifestación de un criterio determinado que indica la diferencia entre dos niveles de mérito; es una puntuación de corte. Son útiles ya que nos permiten realizar estudios comparativos ya sea entre realidades educativas o de una misma realidad a lo largo del tiempo.

Global y focalizada

La evaluación de centros ha de incluir tanto evaluaciones de tipo global que tienen un enfoque holístico, como evaluaciones focalizadas de carácter parcial.
Teniendo en cuenta que los centros educativos son organizaciones sistémicas y complejas, se debe armonizar una perspectiva holística de la realidad educativa con la posibilidad de profundizar en temas concretos, focalización de la evaluación.
La pretensión de evaluar el centro en su totalidad y con un nivel de detalle exhaustivo es ingenua e innecesaria. Igualmente, inferir hipótesis sobre la calidad de un centro a partir de un tema concreto es poco riguroso si no imposible.

Atendiendo a los propósitos de la evaluación es necesario determinar cual es el nivel de focalización más adecuado en cada caso.
Así pues, para facilitar la posición de los evaluadores respecto a la extensión en la evaluación de centros, proponemos tres niveles básicos de focalización:

Evaluaciones globales (Evaluación Global Diagnóstica de Centro, Sistema de Indicadores de centro,…).
Evaluación de una área curricular o de un aspecto general (gestión y organización, …)
Evaluación de temas concretos curriculares o de procesos de centro (comprensión oral, resolución de problemas, tutoría, clima escolar…).

Además, el centro puede evaluar su planes, proyectos,…

El conjunto de acciones evaluativas previstas en un plan de evaluación y que se realizan de forma articulada en un “ciclo evaluativo”, tal y como explicaremos en el apartado III, constituyen la evaluación de centro. Esto es: “diversas acciones evaluativas constituyen una sola evaluación de centro”.

Integrada
Se trata de hacer un planteamiento que integre las perspectivas interna y externa de manera que la evaluación sea realizada por agentes internos y agentes externos de acuerdo con un mismo plan de evaluación. Es necesario integrar también los ámbitos de evaluación (sistema educativo, centros, función docente,…) de modo que se comparta parte de la información evaluativa obtenida para realizar diferentes estudios.
Convendría integrar la auto evaluación en un programa de desarrollo a medio y largo plazo, que permitiera crear un vínculo más estrecho entre la auto evaluación y la problemática de la renovación del sistema escolar en su conjunto. (Rolff 1993)

El análisis de las prácticas evaluativas en las diferentes comunidades autónomas y en el contexto europeo pone de manifiesto que en algunos casos se ha priorizado la evaluación externa mientras que en otros se ha dado mayor importancia a la evaluación interna, o a ambas. Por ejemplo, en Catalunya, la Orden de 20 de octubre de 1997, por la que se regula la evaluación de los centros docentes financiados con fondos públicos, establece una evaluación “bimodal” de tipo interno y externo:
La evaluación interna corresponde a los propios centros y comporta la participación de los órganos de gobierno y de coordinación y de los diferentes sectores de la comunidad educativa. Cada centro ha de determinar sus prioridades y diseñar el propio plan de evaluación de acuerdo con sus necesidades y su capacidad de gestión.
La evaluación externa es responsabilidad de la Inspección educativa y con la colaboración de los órganos de gobierno de los centros y los miembros de la comunidad escolar. Corresponde a la Subdirección General de la Inspección planificar su realización.

Tanto la evaluación interna como la evaluación externa habían de contribuir a la permanente adecuación de la acción educativa a las demandas sociales escolares y a las necesidades educativas de los alumnos.

Pero este enfoque “bimodal” no se integró en un marco o dispositivo estructurador que permitiera optimizar la relación entre evaluación y mejora, y una mayor integración de ámbitos y perspectivas. Así pues, cada evaluación tiende a obedecer a la lógica de sus agentes que es fruto de sus valores y creencias y, en definitiva, de los valores de la institución a la cual pertenecen.


En la realización de una evaluación, sea “interna” o “externa”, se sigue un proceso que se inicia con la decisión de llevarla a cabo y continúa con el diseño de la evaluación, su aplicación, la producción de información y la elaboración de un informe. Cuando en un mismo centro se aplican dos evaluaciones, una externa y otra interna, se siguen dos procesos paralelos, cada uno con su propia lógica y, al final, se intentan relacionar los resultados de ambas evaluaciones.

La situación es similar a la que se produciría cuando dos comunidades, cada una desde su vertiente de montaña y atendiendo a sus objetivos, deciden construir un túnel de encuentro. Acaban teniendo dos túneles y el problema de crear los accesos del uno al otro. Al final, el coste y el impacto ambiental se disparan.

Frecuentemente la complementariedad entre la evaluación interna y la evaluación externa es prácticamente inexistente. Por otra parte, se debe considerar la posibilidad de que el centro crea que la evaluación externa no responde a sus necesidades. “Es ilusorio esperar que un centro mantenga un diálogo con una evaluación externa si llega a la conclusión de que está siendo explotado para propósitos que no satisfacen directamente sus necesidades”(D. Nevo, 1996)

Dado que esta complementariedad es muy necesaria para la optimización de los recursos y del resultado de la evaluación, se debe avanzar hacia una evaluación integrada (interna, externa / externa, interna) en la que los actores internos y los actores externos centren la mirada sobre los mismos contenidos de evaluación en un marco o dispositivo estructurado que facilite su integración.

“… la amplia gama de usos de la evaluación requiere una perspectiva general de la evaluación que satisfaga las diferentes necesidades, que emplee métodos múltiples, y utilice tanto la evaluación interna como la externa…” “… para crear un diálogo constructivo entre la evaluación interna y la evaluación externa se requiere una perspectiva teórica y un proceso de desarrollo de la evaluación basada en el centro como una combinación de la evaluación interna y la evaluación externa“… (D. Nevo 1996).

Sistémica
Considera las relaciones integradas y evolutivas de un conjunto de variables (internas y externas). El fenómeno educativo es una realidad sistémica, es decir, interactiva, interrelacionada y pluridimensional.

En la medida en que en el Sistema Educativo intervienen variables internas y externas del entorno socioeconómico, cultural y administrativo, la funcionalidad de la evaluación depende en gran medida de la consideración de ambos tipos de variables. Determinar el valor o la calidad de la educación del Sistema Educativo, de un centro educativo o de un alumno concreto tiene que hacerse considerando esta realidad.

Cíclica
Las evaluaciones de centro más significativas se tienen que repetir periódicamente con el fin de poder conocer y valorar las tendencias y los cambios obtenidos mediante la comparación de resultados después de haber introducido medidas para la mejora.
Por ejemplo, en el enfoque que en Catalunya se da a la evaluación de centros, la Evaluación Global Diagnóstica de centro y el sistema de indicadores de centro se aplican periódicamente para obtener información del proceso que sigue el centro.

Cultural, participativa y democrática

Este enfoque requiere la consideración de los valores culturales de los profesionales de la educación, la participación de la comunidad educativa y un planteamiento de la evaluación ético, transparente y creíble. Los aspectos conceptuales y técnicos de la evaluación son importantes, son los elementos que facilitan la evaluación, pero las dificultades y los profundos cambios que promueve la evaluación están relacionados con los aspectos sociales.

La experiencia práctica constata que algunos profesionales, al inicio de un proceso de implementación o mejora de la evaluación de centros, consideran ésta como una nueva obligación apremiante y preocupante. Perciben que a la falta de tiempo se añade una nueva tarea compleja para la cual no se sienten preparados y necesitan formación, una tarea que además se percibe como una valoración de su trabajo y, por lo tanto, crea sentimientos de inseguridad. Así pues, hay que establecer unas reglas de juego transparentes que destierren los miedos y favorezcan la participación y la implicación responsable. Los estamentos que representan la organización de la institución tienen que tener cuidado de no caer en la tentación de utilizar la evaluación para promover ideas o personas.

Hace falta un enfoque democrático y participativo que sirva a los profesionales y les implique y comprometa al cambio. La participación tiene que realizarse desde el inicio del proceso: en la caracterización de la evaluación, en la elaboración del plan de evaluación, en el diseño y la realización de evaluaciones y, sobre todo, en la interpretación de los resultados, profundizando, en las causas que los explican, a partir de sesiones de evaluación en las que se ponga en juego la autoreflexión colectiva, los procesos deliberativos y las estrategias para llegar al consenso, actividades propias del trabajo en equipo. Solamente desde este enfoque cultural y participativo es posible promover e implicar a los profesionales en el cambio (en los planes de mejora).
Sin embargo, en la práctica no es tan fácil y por lo tanto hay que estar atentos para favorecer este proceso.

Hay cuatro condiciones que consideramos básicas para facilitarlo:
La convicción inequívoca de querer favorecer una participación sin condiciones.
El tiempo necesario para poder participar, siendo conscientes de que repercutirá seguramente en el hecho que otras tareas no se llevarán a cabo o no se llevarán a cabo con la misma dedicación.
Las estrategias para que la participación dé los resultados deseados. La participación tiene que estar esmeradamente planificada (mimada). Se debe facilitar información, técnicas de trabajo en grupo, estrategias para llegar a acuerdos, etc., para dinamizar el proceso.
El intercambio con el exterior (expertos, otros centros y servicios, etc.) para favorecer el enriquecimiento mutuo y también para remover las relaciones del grupo. Salir de nuestro pequeño mundo a veces es una buena solución para salvar escollos que desde dentro, desde nuestra propia cultura, parecen imposibles.


TIPOS DE EVALUACIÓN

Esta clasificación atiende a diferentes criterios. Por tanto, se emplean uno u otro en función del propósito de la evaluación, a los impulsores o ejecutores de la misma, a cada situación concreta, a los recursos con los que contemos, a los destinatarios del informe evaluador y a otros factores.

Según su finalidad y función

Función formativa: la evaluación se utiliza preferentemente como estrategia de mejora y para ajustar sobre la marcha, los procesos educativos de cara a conseguir las metas u objetivos previstos. Es la más apropiada para la evaluación de procesos, aunque también es formativa la evaluación de productos educativos, siempre que sus resultados se empleen para la mejor de los mismos. Suele identificarse con la evaluación continua.

Función sumativa: suele aplicarse más en la evaluación de productos, es decir, de procesos terminados, con realizaciones precisas y valorables. Con la evaluación no se pretende modificar, ajustar o mejorar el objeto de la evaluación, sino simplemente determinar su valía, en función del empleo que se desea hacer del mismo posteriormente.

Según su extensión

Evaluación global: se pretende abarcar todos los componentes o dimensiones del alumno, del centro educativo, del programa, etc. Se considera el objeto de la evaluación de un modo holístico, como una totalidad interactuante, en la que cualquier modificación en uno de sus componentes o dimensiones tiene consecuencias en el resto. Con este tipo de evaluación, la comprensión de la realidad evaluada aumenta, pero no siempre es necesaria o posible. El modelo más conocido es el CIPP de Stufflebeam.
Evaluación parcial: pretende el estudio o valoración de determinados componentes o dimensiones de un centro, de un programa educativo, de rendimiento de un alumno, etc.


Según los agentes evaluadores

Evaluación interna: es aquella que es llevada a cabo y promovida por los propios integrantes de un centro, un programa educativo, etc. A su vez, la evaluación interna ofrece diversas alternativas de realización: autoevaluación, heteroevaluación y coevaluación.
Autoevaluación: los evaluadores evalúan su propio trabajo (un alumno su rendimiento, un centro o programa su propio funcionamiento, etc). Los roles de evaluador y evaluado coinciden en las mismas personas.
Heteroevaluación: evalúan una actividad, objeto o producto, evaluadores distintos a las personas evaluadas (el Consejo Escolar al Claustro de profesores, un profesor a sus alumnos, etc.)
Coevaluación: es aquella en la que unos sujetos o grupos se evalúan mutuamente (alumnos y profesores mutuamente, unos y otros equipos docentes, el equipo directivo al Consejo Escolar y viceversa). Evaluadores y evaluados intercambian su papel alternativamente.
Evaluación externa: se da cuando agentes no integrantes de un centro escolar o de un programa evalúan su funcionamiento. Suele ser el caso de la “evaluación de expertos”. Estos evaluadores pueden ser inspectores de evaluación, miembros de la Administración, investigadores, equipos de apoyo a la escuela, etc.

Según el momento de aplicación
Evaluación inicial: se realiza al comienzo del curso académico, de la implantación de un programa educativo, del funcionamiento de una institución escolar, etc. Consiste en la recogida de datos en la situación de partida. Es imprescindible para iniciar cualquier cambio educativo, para decidir los objetivos que se pueden y deben conseguir y también para valorar si al final de un proceso, los resultados son satisfactorios o insatisfactorios.
Evaluación procesual: consiste en la valoración a través de la recogida continua y sistemática de datos, del funcionamiento de un centro, de un programa educativo, del proceso de aprendizaje de un alumno, de la eficacia de un profesor, etc. a lo largo del periodo de tiempo fijado para la consecución de unas metas u objetivos. La evaluación procesual es de gran importancia dentro de una concepción formativa de la evaluación, porque permite tomar decisiones de mejora sobre la marcha.
Evaluación final: consiste en la recogida y valoración de unos datos al finalizar un periodo de tiempo previsto para la realización de un aprendizaje, un programa, un trabajo, un curso escolar, etc. o para la consecución de unos objetivos.


ENFOQUES DE LA EVALUACIÓN

Enfoque Tradicional

Ha estado ligada al desarrollo de exámenes, test y pruebas, su razón de ser se ha definido en función de instrumentos o técnicas. El rol fundamental de la evaluación tradicional está centrada en la fase final del proceso de enseñanza – aprendizaje, le interesa determinar la cantidad de conocimiento o contenidos que maneja el alumno durante un tiempo de enseñanza.

Posee los siguientes procesos y características:
proceso lineal, terminal (culmina con la calificación).
es rígido (porque se aplica en un momento determinado).
es paralelo a la enseñanza, es asistemático (recae en improvisaciones).
selectivo (busca promover o repetir al alumno).
es un proceso punitivo (constata éxitos y fracasos finales).

Evaluación como juicio

Forma más antigua
Se caracteriza por el predominio de exámenes orales en que los jueces determinan el rendimiento final de los estudiantes.
Inmediatez en sus resultados.
Subjetividad de los juicios (discrepancia con los jueces, factores ambientales y personales- diferente complejidad de las preguntas).

Evaluación como medición

Principios del Siglo XX.
Se conoce con los test mentales de Catell (1890) destinados a medir las capacidades mentales de los individuos.
Desembocó en los test objetivos de rendimiento.
Acepción de carácter científica atribuida a cada medición.
Los resultados se pueden manipular estadísticamente y reducirse a indicadores globales del comportamiento del grupo.
Impide a emisión de juicios personales de parte del profesor.

Evaluación como congruencia

Tyler (1930).
Las pruebas deben medir los cambios producidos por los medios educativos. Aspectos del currículum, a saber, a los planes de estudio, al programa, etc.
Permite vislumbrar la importancia de los procesos educativos, y no sólo el producto.
La desventaja recae en que si los objetivos son deficientes, correspondería necesariamente a una evaluación deficiente
Como también al relajo de parte del profesor, descuidando la posibilidad de retroalimentación durante el proceso y centrarse en el logro final.


Fuente: EducacionNexos
             Chasque.Net
             

martes, 11 de junio de 2019

lunes, 8 de abril de 2019

Actividades recomendadas para Semana Santa de 1º a 5º

En la Semana Santa, algunos países, les dan un descanso breve a los niños y niñas.  los padres y madres se ven en la necesidad de tenerlos en casa y no saber que hacer con ellos. 
En este articulo te compartimos las recomendaciones de actividades para los niños y niñas, estas sugerencias son de Materiales Gráficos  para cada grado: 






viernes, 11 de enero de 2019

Cómo se prepara un docente para el primer día de clases.


Este post está dedicado a todos los profesores, a los que trabajan con pequeñitos, con pubertos y adolescentes, tambien a los docentes universitarios que trabajan con jóvenes adultos y adultos grandes. 

Definido esto, establezcamos que el enfrentamiento de un profesor a un grupo nuevo de estudiantes supone una presentación por parte del profesor: 

1º En los niños pequeños les decimos el nombre y como deben referirse a nosotros, recuerde que si  usted no lo dice deja la posibilidad que los niños decidan como llamarlo. 

En pubertos y adolescentes, sea firme preséntese con su nombre y apellido, coloque su profesión: Licenciado en... Profesor en .... etc. En esta edad se respeta al que sabe y lo demuestra, no invente nada todo lo que usted diga como la ley Miranda será utilizado en su contra. 

En la Universidad nos presentamos con cargo y nombre, y por favor no escatime en comentar su curriculum vitae, este grupo de docentes quiere aprender de quién pueda brindarle de manera multidisciplinaria, créame la falsa modestia en este nivel no sirve. 

2º Terminada la presentación, solicite que se presenten, si a usted le sirve la información que digan su nombre y de que zona geográfica vienen, en los niños nos sirve para saber si están ubicados en su espacio, en pubertos, adolescentes y adultos nos es muy útil, por las tareas, para determinar tiempos y muchas razones propias del entorno donde impartimos clases. 

3º Reglas del aula, por favor no lo deje pasar, el reglamento de la institución debe mencionarse y tambien cuales son las reglas que usted espera se cumplan en su aula, que quede claro sin dudas ni posibilidad de negociación, esto es lo que se hará etc. 

4º Forma de evaluar la materia, el curso, etc. Explique a los más pequeñitos que usted tomará en cuenta el cuidado de cuadernos y carpetas, ortografía, etc. 
Por favor no olvide a los chicos y adultos, recordarles la proporción de las notas, cuanto equivale en porcentaje, una prueba, un trabajo, una exposición, anótelo en la pizarra y en lo posible que lo anoten, esto le evitará dolores de cabeza futuros. 

5º Presente su planificación al pleno, cuaderno, carpeta, lo que usted utiliza, muestre que usted no improvisa que está todo "fríamente calculado" para qué sirve hacerlo? Sencillo, cuando los grupos se hacen la idea de que usted no planifica clases sino que hace "cualquier cosa". No caiga en la tentación de usar la del año o curso pasado, con las mismas pruebas, las mismas tareas, eso no ayuda al aprendizaje suyo ni de sus estudiantes; no las compre las planificaciones, recuerde que en teoría usted planifica tomando en cuenta el contexto social, educativo de su comunidad. 


Después de esto puede realizar una dinámica para conocerse mejor, un sondeo de conocimientos y pre saberes lo que usted considere necesita para el desarrollo de sus clases. 

!!Que sea una buena jornada, muchos éxitos en su primer día de clases!!

martes, 1 de enero de 2019

Por qué el profesorado necesita estímulos positivos.



Nos dicen en la universidad o en los centros de estudios superiores, los estudiantes deben ser estimulados correctamente, cuando hacen algo bueno, elogie, cuando se equivoque asegure que lo hará mejor la próxima vez,  hágale sentir bien en cada uno de sus emprendimientos estudiantiles a fin de afianzar en él la autoconfianza, por que de aquí se deriva una persona segura de si misma y con mejor desenvolvimiento social. 

Y nosotros como educadores lo hacemos sin duda con los estudiantes...pero 
¿quién nos brinda los estímulos positivos que necesitamos  nosotros... los docentes? 

Nada hay más devastador que cuando se recibe la evaluación estudiantil de un grupo en el que te entregaste con el alma y te califican con un seis, agreguemos la recomendación de nuestro jefe inmediato con un "necesitamos reforzar estas áreas" esos días son terribles, has estado flojo en esto y los promedios abajo por favor mejora tus planificaciones, tus evaluaciones, tu forma de dar clases, etc. 

NO es por ego es realmente un estimulo negativo. 

NO estamos en contra de las heteroevaluaciones al contrario las potenciamos y las publicitamos porque sirven para mejorar, estamos de acuerdo que son funcionales, el impacto negativo que el docente recibe es siempre superior al estimulo positivo. 



Ningún otro profesional es tan cuestionado por su tiempo de trabajo, por su  salario, por sus vacaciones, por cualquier incidente ocurrido en el lugar de trabajo, los docentes estamos siempre estimulados negativamente por la sociedad. 

Nos enojamos con facilidad, estamos estresados,  no todos para no caer en las generalizaciones, pero actualmente los docentes están más susceptibles que antes... ¿por qué? 


¿Sabes qué pasa? ocurre  que los docentes estamos saturados de reclamos, a veces vemos enemigos donde no los hay, mal interpretamos cosas, nos sentimos atacados  y esto se comprende a la luz de los pocos elementos positivos que hay en torno nuestro. 

Todo  se recibe dependiendo de la carencia  del estimulo positivo que  por décadas  los docentes no han recibido, nada  justifica un arrebato, una palabra ofensiva  pero hace que comprendamos como está el sector profesional docente y qué es lo que necesitamos. 

En este blog, donde escribo de las distintas vivencias que tenemos como profesores, tambien recibo muchas experiencias muy complejas donde se ve un elemento común, y es la ausencia de gratificaciones al docente no solo hablamos de dinero, hablamos del trato social a un elemento profesional vital de la sociedad : LOS PROFESORES.

¿Cómo se estimula positivamente a un docente?

* Los señalamientos a la actividad profesional debe visualizarse desde ángulos de crecimiento profesional y no solo la critica destructiva. 
* Reconocer las cualidades únicas de cada docente, su carisma, su buen humor, su creatividad, lo que lo vuelve valioso para el centro de trabajo debe ser siempre lo que se destaque primero y con abundante descripción, para pasar a los señalamientos... iniciando con áreas a desarrollar con nuevas estrategias. 
* Brindar espacio para compartir de manera sana y de crecimiento las falencias que se observen. 
* Apoya emocionalmente a los docentes con estrategias de potenciación de la autoestima.
* Evitar señalamientos y juicios de valor peyorativos sobre acciones que están y se desarrollan dentro del aula de trabajo.
* Capacitar y actualizar conocimientos relacionados con la inteligencia emocional de los profesionales de la educación. 
* Permitir que los profesores puedan expresar si se sintieron apoyados por los profesores colegas, por la comunidad educativa en general, si tuvieron recursos, ¿que faltó? a que atribuyen el desempeño no logrado. 

El dialogo es lo mejor para establecer relaciones sanas de trabajo y crecimiento positivo. 

lunes, 6 de agosto de 2018

16 Diferencias entre el sistema educativo tradicional y el sistema Montessori.




La educación se caracteriza por ser dinámica, cambiante y 

ajustable por medio de reformas educativas y distintas 

metodologías para satisfacer las necesidades de las nuevas

generaciones. 

Pero siempre hay un "sistema" tradicional que se mantiene en

el tiempo, es inamovible, las personas que le dan vida a los

diferentes sistemas son los docentes, existen docentes que 

aplican el mismo sistema durante toda su vida laboral, y hay 

otros que incluyen métodos distintos. 


Uno de los métodos famosos por las enormes diferentes con

el sistema tradicional es el método Montessori, en este articulo

te compartimos 16 diferencias entre el método Montessori y el 

Método tradicional, para ilustrarte donde radican los puntos que

hacen la diferencia entre la utilización de ambos.


Método  Montessori 

  1. Énfasis en  estructuras cognoscitivas y desarrollo social. 
  2. La maestra desempeña un papel sin obstáculos en la actividad del salón. El alumno es un participante activo en el proceso enseñanza aprendizaje. 
  3. El ambiente y el método Montessori alientan la autodisciplina interna. 
  4. La enseñanza individualizada y en grupo se adapta a cada estilo de aprendizaje según el alumno. 
  5. Grupos con distintas edades. 
  6. Los niños son motivados a enseñar, colaborar y ayudarse mutuamente. 
  7. El niño escoge su propio trabajo de acuerdo a su interés y habilidad.
  8. El niño formula sus propios conceptos del material autodidacta. 
  9. El niño trabaja por el tiempo que quiera en los proyectos o materiales escogidos. 
  10. El niño marca su propio paso o velocidad para aprender y hacer de él la información adquirida.
  11. El niño descubre sus propios errores a través de la retroalimentación del material. 
  12. El aprendizaje es reforzado internamente a través de la repetición de una actividad e internamente el niño recibe el sentimiento del éxito. 
  13. Material multi sensorial para la exploración física.
  14. Programa organizado para aprendizaje del cuidado propio y del ambiente (limpiar zapatos, fregar, etc.). 
  15. El niño puede trabajar donde se sienta confortable, donde se mueva libremente y hable de secreto sin molestar a los compañeros. El trabajo en grupos es voluntario. 
  16. Organizar el programa para los padres, entender la filosofía Montessori y participar en el proceso de aprendizaje.

Método Tradicional 

  1. Énfasis en conocimiento memorizado y desarrollo social. 
  2. La maestra desempeña un papel dominante y activo en la actividad del salón. El alumno es un participante pasivo en el proceso enseñanza aprendizaje. 
  3. La maestra actúa con una fuerza principal de la disciplina externa. 
  4. La enseñanza en grupo es de acuerdo al estilo de enseñanza para adultos. 
  5. Grupos de la misma edad. 
  6. La enseñanza la hace la maestra y la colaboración no se le motiva. 
  7. El niño es guiado hacia los conceptos por la maestra. 
  8. La estructura curricular para el niño está hecha con poco enfoque hacia el interés del niño. 
  9. Al niño se le da un tiempo específico, limitando su trabajo. 
  10. El paso de la instrucción es usualmente fijado por la norma del grupo o por la profesora. 
  11. Si el trabajo es corregido, los errores son usualmente señalados por la profesora. 
  12. El aprendizaje es reforzado externamente por el aprendizaje de memoria, repetición y recompensa o el desaliento. 
  13. Pocos materiales para el desarrollo sensorial y la concreta manipulación. 
  14. Menos énfasis sobre las instrucciones del cuidado propio y el mantenimiento del aula. 
  15. Al niño usualmente se le asignan sus propias sillas estimulando el que se sienten quietos y oigan, durante las sesiones en grupos. 
  16. Los padres voluntarios se envuelven solamente para recaudar dinero o fondos. No participan los padres en el entendimiento del proceso de aprendizaje.

miércoles, 25 de julio de 2018

Aplica fácil el aprendizaje basado en la resolución de problemas



El aprendizaje basado en la resolución de problemas o Problem Based Learning (PBL) es una metodología que sitúa a los alumnos en el centro del aprendizaje y les dota de responsabilidad para resolver con autonomía determinados retos. Consiste en plantear un problema de la vida real y dejar que ellos mismos pongan en marcha las estrategias necesarias para resolverlo. 



De esta manera aplican sus conocimientos, los reformulan, investigan, reflexionan, analizan y llevan a cabo todas las acciones necesarias para solucionar el dilema planteado. En definitiva, construyen su propio conocimiento. Te mostramos en diez sencillos pasos cómo puedes aplicar esta metodología en clase.


El aprendizaje basado en la resolución de problemas en 10 PASOS 
1. Planificación.
2. Organización de los grupos.
3. Presentación del problema y aclaración de términos.
4. Definición del problema. ?
5. Lluvia de ideas. 
6. Planteamiento de respuestas e hipótesis. 
7. Formulación de los objetivos de aprendizaje. 
8. Investigación. 
9. Síntesis y presentación. 
10. Evaluación y autoevaluación. 






domingo, 15 de julio de 2018

Los resaltadores y la lectura comprensiva.


¿Te has preguntado porque los resaltadores o marcadores de textos vienen en paquetes de tres o cuatro? 







Porque es una técnica universal de comprensión lectora, de síntesis, de análisis y del resumen. Es fundamental para la lectura critica de los textos.


1. Con el primer color se resaltan los títulos y subtitulos, de esta manera se obtiene la estructura y organización del texto. 
2. Con el segundo color se marcan las palabras desconocidas. Esto permite anotar el significado de las palabras desconocidas.
3. Con el tercer color se destaca la idea principal, que puede estar al principio, en medio o al final de un párrafo. 
4. Con el cuarto color señalamos las ideas secundarias,  datos, preguntas, etc.

Esto personaliza los textos. Así a la hora de estudiar no se tiene que leer otra vez todo el texto.

¿Por qué es conveniente resaltar los textos? 
a) Ayuda a fijar la atención. 
b) Favorece el estudio activo y el interés por captar lo esencial de cada párrafo.
c) Se incrementa el sentido crítico de la lectura porque se destaca lo esencial de lo secundario. 
d) Es condición indispensable para confeccionar esquemas y resúmenes.
e)Favorece la asimilación y desarrolla la capacidad de análisis y síntesis.