.

.

miércoles, 29 de mayo de 2013

La formación del profesorado. (De la elección de la carrera)


Estimados maestros y maestras eficientes  la formación docente debe sumar conocimientos y técnicas, pero también la posibilidad de transformar la realidad. 

Fui formadora de formadores en varias universidades que tenían como finalidad formar docentes, con toda la utopía que mi cargo podía tener, predicaba desde mis contenidos, los valores que personal y profesionalmente considero son los que deben estar presentes constantemente en el quehacer docente; con tristeza descubrí que muchas de las teorías que se exponen desde los valores hasta la práctica misma de nuestra profesión  son solo eso..teoría, al final cada ser humano impregna en su profesión mucho de sí. 

Los niveles óptimos de autoestima personales son fundamentales para el desempeño de la profesión. 
Un docente que siente que ejerce una profesión poco satisfactoria en todos los sentidos producirá en su estudiantes el efecto de sus emociones.



En mis años como formadora valoro mucho aquellas asignaturas que me permiten recibir a los que se integran por primera vez a la universidad y por primera vez se aproximan a la docencia: 
Me gusta preguntar las razones de su elección profesional,  y obtengo siempre respuestas variadas, que bien vale la pena analizar:
a) Soy nieto, hijo y sobrino de docentes, siento que es lo que quiero ser
Lo que no garantiza que tenga vocación ni mucho menos. 
b) Esta carrera es más barata que otras, por eso la escogí.
No todos son honestos como para reconocerlo, pero he tenido la oportunidad de escuchar así con todas sus letras que la razón es económica.
c) Seré docente por que con esa carrera pagaré la carrera de derecho que es lo que yo quiero ser. 
Esta opción de carrera es bastante común se asume que es fácil y corta la docencia y con está mantener luego una carrera de verdad. 
d) Aunque sea profesor voy a ser, porque no logro terminar otras carreras. No es mentira que la carrera de docencia está llena de profesionales frustrados de otras áreas. 
e) Es una carrera corta y se puede trabajar enseguida. No es ni corta y no te está esperando un empleo apenas te gradúes son grandes mitos para elegir esta profesión. 
f) Me gusta la docencia desde que estudiaba cuando estaba pequeños soñaba con ser docente. El maestro de vocación, si podrá desempeñar el cargo depende de la parte administrativa y real que implica trabajar con niños adolescentes o adultos, no es lo mismo pensar que te paras frente a los nños a impartir clases, que enterarnos que hay que promediar, calificar, planear, ser creativo, etc. 


Nuestra profesión como todas las que hay requieren dedicación , esmero, puntualidad, responsabilidad y sobre todo que nos guste lo que hacemos. 


Profesora y Licenciada Alba Jiménez
Asesora y Consultora educativa