.

.

viernes, 13 de junio de 2014

Como enseñar a leer el reloj a los niños-



Para docentes de primaria y para padres y madres, esta es una guía rápida para enseñar a los niños y niñas como leer el reloj y se convertirá sin duda en una actividad de reto y divertida. 
Aprender a leer la hora en el reloj es una de las primeras habilidades que deben aprender los niños para crecer con independencia y autonomía personal. De esta forma podrán introducir el concepto de tiempo en su vida diaria.

A pesar de que los niños son como esponjitas que todo lo absorben, al principio entender cómo funcionan las manecillas del reloj puede resultarles algo confuso, puesto que no están acostumbrados a usar dos sistemas de números a la vez (del 1 al 12 y del 1 al 60)

Por ello te enseñamos algunos consejos de cómo enseñar a los niños la hora:


Lo primero que debes enseñar a los niños es a contar hasta 60, ya que si tratas de enseñarle los minutos antes de que sepa contar hasta esta cifra será desmotivante para él y totalmente improductivo.


Una vez que tenga controlado esto, es el momento de aprender a contar de cinco en cinco. Esto no les resultará nada complicado si te ayudas de un reloj de manecillas.


Es el momento de explicarles la relación del reloj con los conceptos del tiempo. Así, deberán entender que una hora son 60 minutos y que un minuto son 60 segundos. Será más fácil para ellos que comiences a explicarles que son los segundos. Puedes coger un reloj de manillas y contar con el: 1 segundo, 2 segundos, 3 segundos…. 59 segundos, 1 minuto…. Ellos verán que cuando la manilla rápida (segundero) corre 60 pasos, la manilla de los minutos adelanta una posición y a ti te dará el paso perfecto para realizar la misma tarea con los minutos hasta llegar a la hora, donde verán que se mueve la otra manecilla. Practica estos conceptos con diversas actividades. Por ejemplo, si su clase de natación comienza a las 10 y finaliza a las 11:15, muéstrale el tiempo transcurrido en el reloj.


Por otro lado deberán comprender que cada número del reloj corresponde con una hora del día y que cada marca que hay en el reloj corresponde con los minutos. Ayúdale a asociar la manecilla larga con la de los minutos y la corta con la de las horas.


Ya es el momento de empezar a jugar con el reloj. Consigue un reloj grande con manecillas grandes. Un reloj sin cristal o con una cubierta plástica será lo más apropiado para trabajar con el niño. Si no tienes ninguno te recomendamos que elabores un gran reloj de cartón, con el que puedas jugar con las manecillas.


En primer lugar, te recomendamos que dejes la manecilla de los minutos en las 12 y muevas la de la hora a varias posiciones del reloj. Como esto les resultará fácil, aprovecha para introducir el concepto de la hora “en punto”.


Dominado el punto 7, es el momento de dejar la manecilla de la hora quieta y jugar con la de los minutos. Empieza con las marcadas cada 5 minutos (5, 10, 15, 20, etc.), explicándole al niño que significa cada una de esas posiciones: “Son las 5 y 10 quiere decir que han pasado 10 minutos desde las 5, es decir, son 10 minutos más tarde que cuando eran las 5”. Hecho esto, puedes continuar con cualquier minuto.


Una vez que comprenden el funcionamiento de las manecillas debes pasar a combinarlas. Comienza de nuevo con los múltiplos de 5, para después pasar a cualquier minuto. Ten siempre especial cuidado cuando las manecillas se sobreponen una a la otra (la 1:05h). Esto muchas veces es complicado para los niños.


Juega a decirle distintas horas y que el niño coloque las manecillas en el reloj. Una vez que lo tenga controlado introdúcele los conceptos de “y cuarto”, “y media” y “menos cuarto”.

No olvidemos preguntar constantemente la hora como refuerzo al aprendizaje. Colocar un reljo de agujas en el aula, en casa, incluo su reloj de puño conviene que sea de agujas a fin de memorizar.