.

.

martes, 2 de septiembre de 2014

Beneficios de la poesía en el aprendizaje.



Entre los enormes beneficios que puede obtener un niño al leer y memorizar poesía, está la capacidad de recordar para siempre lo leído. Aunque, en un principio, el niño pueda no comprenderla, meditarla o interpretarla correctamente, llegará el momento en que reconocerá aquel vocabulario empleado en "la canción del pirata" o entenderá lo que significa una metáfora como: "los dientes de la amada son perlas".

Leer poesía puede requerir cierta madurez lectora para entender bien el lenguaje poético, pero aún así, la poesía, cuando se absorbe desde pequeños, favorece la comprensión y la expresividad del niño, y los incita a realizar sus propias creaciones:jugar con el lenguaje, crear sus propias rimas, emplear la imaginación a través del empleo de un lenguaje figurado, o a expresar sentimientos como alegría, tristeza, amor, etc. La poesía, como obra literaria, contribuye a que los niños tengan una educación estética, una sensibilidad para entender e interpretar el mundo, además de mejorar notablemente su vocabulario, su expresión y su ortografía.