.

.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Ejercicios para desarrollar la motricidad fina en los niños.






Muchos pequeños presentan dificultad a la hora de agarrar correctamente el lápiz, y lo cierto es que aprender a tomar el lápiz de forma adecuada tiene es un poco más complicado de lo que parece a simple vista. 

Conlleva un buen control de la motricidad fina, y esta se puede ejercitar de manera divertida para ellos.

Sujetar o agarrar bien el lápiz ayuda también a tener una escritura correcta y adecuada. Conviene ayudar y corregir a los niños, especialmente, a partir de los tres años de edad. 

Hay algo que conviene moderar y es la fuerza con la que algunos niños toman su lápiz. Más que cogerlo se aferran a él y eso no facilita el proceso de aprendizaje.

Se pueden realizar algunos ejercicios manipulativos que nos faciliten el aprendizaje del proceso de agarrar el lápiz correctamente a la hora de escribir y de pintar:

 Realizar juegos con pinzas de la ropa. El uso correcto de las pinzas ayuda a los pequeños a moderar la fuerza en las manos. Aplicar la fuerza correcta para abrir y cerrar las pinzas es muy positivo para controlar esa misma fuerza de la mano, y aprender así cual es la adecuada para agarrar los lápices.

El modelaje libre con plastilina, también es un juego con el que todos los niños disfrutan, creando formas y figuras al azar.
Exprimir una esponja para escurrirla, es un buen ejercicio.


Recortar con tijeras dibujos o un folio en línea recta también ayuda a cualquier niño a tener un claro dominio del espacio.
Abrochar y desabrochar botones de una chaqueta y también subir y bajar la cremallera de una cazadora.

Pasar las hojas de un libro es muy buen ejercicio para el control de la motricidad fina.

La verdad es que algunos de estos ejercicios pueden resultar llamativos y curiosos pero todos ellos tienen sentido. 


Los niños zurdos aprenden de la misma manera la única diferencia es la mano con la que escriben. Afortunadamente, hoy día, a los niños zurdos ya no se les corrige para que escriban con la derecha.

Existe además un material que facilita el aprendizaje para los pequeños que presenten dificultades específicicas o simplemente se les resista el mecanismo de coger bien un lápiz. 


El Pencil Grip es una herramienta de tecnología aplicada que funciona, junto con la fisiología natural del cuerpo, para que los dedos se coloquen en la posición de agarre adecuado, mientras estimula la posición correcta del lápiz. Fue diseñado por doctores y fisioterapeutas para ayudarte al momento de escribir. La sensación natural y suave del material hace más simple y divertido el escribir, además de facilitar el agarre, conocido como pinza fina, fundamental para el aprendizaje en la escritura.