.

.

martes, 31 de marzo de 2015

Finlandia revoluciona de nuevo la educación.


Finlandia, hacia el fin de las asignaturas; hace unos años este país nos sorprendió al ubicarse a nivel global como uno de los sistemas educativos más exitosos del planeta, al realizar el Proceso Enseñanza Aprendizaje, Finlandia lleva años liderando el informe de evaluación PISA apenas se le  acerca el modelo Chino es uno de los sistemas educativos que resultan atractivos para las personas que estamos involucrados en educación, maestros de todo el mundo peregrinan para ver cada innovación que tiene lugar en sus aulas. pero al realizar hipótesis de cómo se podría hacer para implementarlo en nuestros países nos escandalizamos diciendo que no funcionará, porque tenemos la tendencia a descalificar sin conocer. 

Ahora en el 2015 Finlandia vuelve a sorprender, esta vez el periódico británico The Independent tituló “Finlandia elimina las asignaturas” una reforma que tendrá lugar para el 2016. 

Fue de tal impacto la noticia que el Consejo de educación de Finlandia  se vio en la necesidad de aclarar que: "Las asignaturas no van a ser abolidas del todo el próximo curso, matizaba la institución, pero el nuevo currículo fomentará y obligará a introducir largos proyectos interdisciplinarios que se llevarán a cabo en clases colaborativas en las que los estudiantes trabajarán en grupos y habrá varios profesores de distintas materias simultáneamente en el aula." Lo cual no se parece en nada a cómo se dan las asignaturas en las escuelas en la actualidad.

El horario que ocupen estos proyectos respecto a las asignaturas tradicionales, es decir, la radicalidad o moderación del cambio, dependerá de cada colegio ya que el sistema está fuertemente descentralizado.

“Que no cunda el pánico: los colegios finlandeses seguirán enseñando matemáticas, historia, arte y música”, escribió tras el revuelo el profesor de Harvard finés Pasi Sahlberg en la web The Conversation. “Pero los niños [de 7 a 16 años] también aprenderán a través de temáticas más amplias, como la Unión Europea o el cambio climático, que aportarán módulos interdisciplinarios de idiomas, geografía, ciencias o economía”. “La integración de materias y el enfoque holístico del aprendizaje no son nuevos en Finlandia”, continuaba el experto que recuerda que este enfoque forma parte de la cultura educativa finesa desde los ochenta. 

La reforma de 2016 también da más voz a los estudiantes, a quienes se involucra en la planificación y evaluación de sus propios proyectos. “Tenemos que ayudar a los niños a comprender y analizar su propio proceso de aprendizaje y a ser cada vez más y más responsables de él”, explica en la web del Consejo de Educación, Irmeli Halinen, directora del desarrollo curricular nacional.

La reforma también pretende reforzar el aspecto lúdico en el ciclo de educación infantil.