.

.

viernes, 15 de mayo de 2015

Mi alumno favorito.

Comparto este escrito que nos hizo llegar un colega a la pagina de Facebook   Soy docente, maestro y profesor.
De los ocurrentes  HumordePsicologos, para que lo analicemos.


25 puntos que debemos leer.

1. Mi alumno favorito es aquél que recibe el aprendizaje y tiene la capacidad de demostrar gratitud por ello. Porque es consciente que su maestro no lo sabe todo pero recibe lo que el maestro puede enseñarle y se ocupa de continuar su aprendizaje sin el maestro. Porque tiene presente que el aprendizaje no termina en el aula. Mi alumno favorito es el que se acerca a sugerir al maestro mejoras para su clase porque haciéndolo fortalece su capacidad de proponer y buscar soluciones, (renegar cualquiera puede). Mi alumno favorito expone las deficiencias al docente de manera personal y privada y no anda tirando la piedra y escondiendo la mano como lo hacen aquellos con pobreza emocional. 
2. Mi alumno favorito es aquél deja de ser arrogante, reconoce (a veces con ayuda de los demás) sus errores y los repara.
3. Mi alumno favorito ama el lugar donde recibe su educación (pague o no). El que no se siente “obligado” por ninguna circunstancia a permanecer en una institución que no le agrada pues la capacidad de inteligencia implica crear cambios, la resolución de problemas de una manera eficaz y gratificante.
4. Mi alumno favorito es el que eligió personalmente y con libertad llevar una formación para ser un profesionista. El que no está cumpliendo con el deseo de otra persona.
A veces oponerse al deseo de los otros, si bien puede ser difícil, es de las mejores decisiones que uno toma en su vida. Porque cuando se ama la formación posteriormente la profesión se ama, se disfruta y se ejerce con orgullo.
Dejar la responsabilidad de una decisión tan importante como es la profesión en otras personas da cuenta de una persona con poca capacidad para asumir su propio su ser, su propio decidir, sus propias consecuencias y con la tendencia a ser dependiente, a buscar pretextos y culpables. Mi alumno favorito no busca pretextos ni culpables de su propia desdicha, asume que tiene el papel principal. 
5. Mi alumno favorito es aquél que aplica el conocimiento en su diario vivir. 
6. Mi alumno favorito es el que se preocupa por su ortografía, ya que la vida no sabe igual si no se le acentúa, si no se le interroga y se le admira, si no hay pausas y puntos finales. 
7. Mi alumno favorito es aquél que conoce sus fortalezas y no se duerme en sus laureles. Es el que se esfuerza por cambiar su conducta y sus hábitos para su beneficio y el de los demás. El que busca la templanza (de la cual los filósofos Griegos escribieron).
8. Mi alumno favorito también es el que obtiene un diez o un seis con su esfuerzo y dedicación, sin acordeones, sin copiar, sin hacer trucos para obtener algo que sabe no merece y que lo lleva a la pereza mental entre otras cosas.
9. Mi alumno favorito es el que dedica tiempo a sus tareas, porque a sí mismo le dedicará tiempo a su ser, no a su aparentar. Es el que entrega los trabajos en orden y con limpieza pues el hábito se formará y ayudará de vez en cuando a limpiar la conciencia y ordenar la vida.
10. Mi alumno favorito es el que siente la responsabilidad del conocimiento. Mi alumno favorito es el que estudia no el que “machetea”.
11. El que lee desde las instrucciones de un examen hasta encontrar su propio gusto en la literatura. 
12. Mi alumno favorito es el que adopta un vocabulario correcto, que puede hablar técnicamente con sus colegas y puede explicar con palabras sencillas (sin demeritar su capacidad de entendimiento) a otras personas que no son meramente profesionistas. 
13. MI alumno favorito no es el que se deja llevar por otro compañero que por lo general es un mal líder, sino el que piensa y sigue sus propios pensamientos.
14. Mi alumno favorito es el que puede reírse de su propia conducta, de sus propios errores y no burlarse de las deficiencias y los errores ajenos. El respeto lo lleva para sí mismo y para los demás.
15. Mi alumno favorito es el que defiende sus ideas y tiene apertura para nuevas aunque esto implique cambiar lo que creía. 
16. Mi alumno favorito es el que dice NO cuando considera una injusticia, y se abre al diálogo si es necesario. 
17. Mi alumno favorito es el que expresa sus emociones y afectos pero busca la mejor manera para hacerlo. 
18. Es el que pide ayuda y se deja ayudar para mejorar su ser.
19. Mi alumno favorito es el que también se aburre, se enfada, se fastidia, no asiste a clase, no a tiende a clase, reniega, no estudia, llega tarde y sobre todo asume las consecuencias de estos actos sin “peros” y sin “rogar” una calificación que no merece. 
20. Mi alumno favorito es aquél que no expone orgulloso su ignorancia y se siente importante desafiando las normas por un rato para luego al final del curso andar “con la cola entre las patas” como bien dice el dicho. Hasta para dar pena hay que tener gracia. 
21. Mi alumno favorito es el que en su actuar y pensar es sencillo, humilde, valiente y también reconoce sus miedos, sus inseguridades, sus faltas y sus fallas. 
22. Es aquél que valora que el lugar que ocupa en el aula pues es un lugar privilegiado y por ello hace su mejor esfuerzo por dignificarlo.
23. Mi alumno favorito no es perfecto… hace un esfuerzo por sentirse orgulloso de sí mismo. 
24. Mi alumno favorito es un incentivo a mantener mi conocimiento actualizado, a mejorar mi enseñanza, a mejorar no sólo como docente sino también personalmente. A reconocer que como docente también hay faltas y fallas a atender. 
25. Mi alumno favorito es aquél que sabe que logrará tener mi reconocimiento dentro y fuera del aula, pero nunca privilegios sobre sus demás compañeros.