.

.

miércoles, 15 de julio de 2015

Estrategias para mantener la atención en clases.


Depende de la edad del estudiante la cantidad de tiempo que podemos captar la atención-.
Para los niños son cinco o 10 minutos con pausas de hasta 14 minutos de distractibilidad; para los adolescentes son 10 minutos con intervalos más cortos de distracción pero que se ven acortados o no, dependiendo de como se presenta el tema si le interesa se ocupa con mayor atención un tiempo prolongado importante. 
Los adultos se concentran o no en un tema dependiendo la funcionalidad que le vean , por ejemplo que tan útil es el tema o que tan banal es y no prestan atención. 

Cómo ya hablamos del tiempo ahora nos toca, aclarar otras variables que debemos cuidar dentro del salón de clases.


  • Conservar un aula de clase estructurada, con rutinas, organizada y motivadora es prioridad para aumentar la seguridad del estudiante en el aula. 
  • Con esto, se puede conseguir que el estudiante este al tanto de lo que tiene que hacer en cada momento, por ejemplo con horarios de clases y calendarios de actividades a la vista, nos aseguraremos de que el estudiante no se pierda o al menos tenga un lugar al que pueda acudir cuando no sienta seguro que le toca después.
  • Evite el uso de ropa con colores fuertes o accesorios sumamente llamativos (para las damas)
  • Genere interés cada 25 minutos con un dato, hecho o situación al rededor del tema que retome la atención. 
  • Investigue previamente a la clase algo poco conocido del tema a tratar a fin de tener un elemento sorpresa en sus clases.  
Y finalmente recuerde que no hay pizarra, película, laminas o presentación que sea más importante que el discurso motivacional y certero del docente.