.

.

lunes, 14 de diciembre de 2015

Lo que todo docente debe saber de los trastornos del lenguaje.


Madres y padres se acongojan cuando sus hijos son diagnosticados por un médico con un problema de lenguaje; el primero en detectar alguna falencia son los profesores, que con el mínimo de conocimientos y por mucha experiencia pueden identificar rápidamente cuales son los estudiantes que podrían tener un problema que necesita apoyo especializado. 


Comprendamos como se define el trastorno del lenguaje en los niños. 
Se refiere a problemas ya sea con:
Comunicar su significado o mensaje a otros (trastorno del lenguaje expresivo) o
Entender el mensaje proveniente de otros (trastorno del lenguaje receptivo)

Algunos niños sólo tienen un trastorno del lenguaje expresivo. Otros tienen un trastorno mixto del lenguaje receptivo y expresivo, lo que quiere decir que tienen síntomas de ambas afecciones.

Los niños con trastornos del lenguaje pueden producir sonidos y su discurso se puede entender.

Hasta 1 de cada 20 niños tiene síntomas de un trastorno del lenguaje. Cuando la causa se desconoce, se denomina trastorno del desarrollo del lenguaje.
Los problemas con las habilidades lingüísticas receptivas comienzan generalmente antes de los cuatro años de edad. Algunos trastornos del lenguaje mixtos son ocasionados por una lesión cerebral. Estas afecciones algunas veces se diagnostican de manera errónea como trastornos del desarrollo.

Los trastornos del lenguaje pueden ocurrir en niños con otros problemas del desarrollo, trastornos del espectro autista, hipoacusia y dificultades de aprendizaje. Un trastorno del lenguaje también puede ser causado por daño al sistema nervioso central, el cual se denomina afasia.

Los trastornos del lenguaje en raras ocasiones son causados por falta de inteligencia.

Los trastornos del lenguaje son diferentes al retraso en el lenguaje. Con este último, el niño desarrolla el habla y el lenguaje de la misma manera que otros niños, pero posteriormente. En los trastornos del lenguaje, el habla y el lenguaje no se desarrollan normalmente. El niño puede tener algunas habilidades del lenguaje, pero no otras; o la manera como estas habilidades se desarrollan será diferente de lo normal.

Un niño con trastorno del lenguaje puede tener uno o dos de los síntomas de la lista de abajo o muchos de los síntomas y pueden ir de leves a graves.

Los niños con un trastorno del lenguaje receptivo tienen dificultad para entender el lenguaje. Ellos pueden tener:
Dificultad para entender lo que otras personas han dicho.
Problemas para seguir instrucciones que se les dicen.
Problemas para organizar sus pensamientos.

Los niños con un trastorno del lenguaje expresivo tienen problemas con el uso del lenguaje para expresar lo que están pensando o necesitan. Estos niños pueden:
Tener dificultad para juntar las palabras en oraciones o sus oraciones pueden ser simples y cortas y el orden de las palabras puede estar errado.
Tener dificultad para encontrar las palabras correctas al hablar y con frecuencia usar muletillas como "um".
Tener un vocabulario que está por debajo del nivel de otros niños de la misma edad.
Dejar palabras por fuera de las oraciones al hablar.
Usar ciertas frases una y otra vez, y repetir (eco) partes o todas las preguntas.
Emplear tiempos (pasado, presente, futuro) inadecuadamente.

Debido a sus problemas del lenguaje, estos niños pueden tener dificultad en ambientes sociales. A veces, los trastornos del lenguaje pueden ser parte de la causa de problemas conductuales serios.

AL observar los síntomas, el docente se lo comunica a madres y padres, puede incluso elaborar una carta detallando sus observaciones y refiriéndolo al pediatra del estudiante, bajo ningún concepto los docentes diagnosticamos ninguna enfermedad, observamos síntomas y referimos a otro profesional, son ellos los que determinan el alcance y limitaciones del estudiante y ya diagnosticado, nosotros nos encargamos de las adecuaciones pedagógicas que ese sí es nuestro campo. 




Fuente: Medlineplus