.

.

sábado, 6 de febrero de 2016

Las madres de familia y el Whatsapp.-


La triada escolar: alumnos, docentes y padres de familia, se enfrenta ahora a otro problema que involucra las nuevas formas de comunicación la aplicación Whatsapp. 



En todo centro de estudio, público o privado, siempre hay padres y sobre todo madres en pequeños grupos, discutiendo lo que ocurre en la escuela, estas madres tienen hoy, métodos más tecnológicos y rápidos para estar atentas a cualquier situación escolar. 

Crear y pertenecer a un grupo de Whatsapp no es malo ni es un crimen, el problema radica en la utilización que se le da esos grupos, los fines que persiguen o las situaciones que ocurren. por ejemplo: los chismes o malos entendidos, sobre abundan las criticas que trascienden a graves problemas en los centros de estudios. En estos grupos se hace us
o de un “doble lenguaje”: delante del profesor digo una cosa pero luego en el Whastapp…

Para los docentes Whatsapp es una herramienta fantástica que nos permite estar en contacto con las madres y los padres de los niños de la clase de nuestros hijos, algunos colegios acuerdan formar estos grupos desde los directivos para coordinar actividades, algo que es una ventaja y de mucha utilidad para intercambiar información sobre reuniones, cumpleaños, trabajos en grupo, noticias del cole, etc. 


Principales problemas detectados en los centros de estudios: 
Las madres y padres de estos grupos pasan a querer “controlar” absolutamente todo: tareas, deberes, respuestas de ejercicios, etc. Son habituales los mensajes: “Mi hijo no sabe qué ejercicios hay que hacer”, "cuál fue la tarea de sociales".

De hecho hay centros educativos que han tenido que elaborar notas aclaratorias en las que se apela a la responsabilidad de todos los padres en el uso de esta sistema de mensajería destacando que los estudiantes deben ser autónomos y solucionar los problemas ellos mismos.

Los chismes y corrillos, son los casos más preocupantes, se hacen enormes y largas conversaciones donde se leen criticas como: 
“pone excesivos deberes”, “no me gusta como trabaja con los niños”, “les pone pocas tareas para vacaciones con el tiempo que tienen”, etc. 

Se dice lo que sea en estos grupos con tal de cuestionar la labor del docente. Pero no siempre es culpa de los padres proceder de este modo sino que se favorece desde algunos centros escolares ya que los mismos mantienen sus puertas cerradas a todo lo que venga del exterior y las familias se encuentran con que no saben lo que ocurre allí no se les deja participar, o se deja como portavoz a algunas pocas familias. 

Pero estas críticas vertidas en el grupo no solo van dirigidas a los profesores sino también hacia otros padres y madres produciéndose enfrentamientos también entre ellos. 


También madres y padres que se dedican a difundir rumores sobre los profesores creando confusión y malos entendidos: “a mi me han dicho…”, “me han contado que…”, “he oído que…”. Estos rumores se alimentan de la credibilidad que le da el resto del grupo. Hay personas que solo buscan ser escuchados y se inventan cualquier cosa para conseguirlo.

La mejor manera de utilizar los grupos de madres y padres de familia, es siguiendo una serie de consejos sencillos:

A- Evite como docente pertenecer a estos grupos, su trabajo se debe cumplir bajo las normas establecidas de comunicación: cuadernos de comunicación, libretas de notas, boletines, circulares, etc. 
B- Padres y madres que forman este tipo de grupos deben saber que todo lo que ahí se dice está grabado en varios celulares y que siempre hay un alma bondadosa que copia todas esas charlas y las hace llegar a los profesores, sabemos que esto solo genera problemas y desavenencias no ayuda en nada a nadie. 
C- Cualquier problema con un docente, debe tratarse con él no con un compañero del docente, ni con terceros, evitar chismes empieza por dirimir los problemas con quien corresponde. 
D- Si los estudiantes no copiaron la tarea, no comprendieron el tema, un grupo de mensajería como el que mencionamos no es el lugar para resolverlo, evitemos que los padres le resten responsabilidad a sus hijos.
E- El canal de comunicación oficial debe quedar claramente establecido, para evitar equívocos.
F- La experiencia nos dice que el acercamiento de madres y padres más que otros a docentes y directivos, desencadena problemas entre otros grupos familiares, las relaciones, docentes-padres de familia debe ser sana y permanecer en las lineas correctas. (Cómo analogía un médico no sale a comer con sus pacientes y familias, no los invita a su boda, etc) Si los docentes exigimos se nos vea como profesionales, actuemos como tales, si no las consecuencias están a la vista.

Una herramienta de comunicación como Whatsapp, sirve para agilizar procedimientos, en el caso de las escuelas puede cumplir esa función si las temáticas se circunscriben al tema escolar y no se introducen temáticas de rumores, intimidades, etc. Recordar al final de este articulo que todo aquello que usted escriba, diga, exprese de alguien debe ser capaz de sostenerlo frente a la persona, en caso de que se tomen medidas judiciales, puesto que estos mensajes sirven como prueba para una posible denuncia.

Si te gustó le post compártelo y recuerda visitar nuestra página en Facebook: Soy Docente, maestro y profesor