.

.

viernes, 4 de marzo de 2016

7 Consejos para enseñar matemáticas en el aula.


Cualquier nivel que trabajes estimado docente en educación, si está vinculado a las matemáticas, tu trabajo es especialmente complejo. 
Muchos son los que aseguran que las matemáticas no gustan porque se alejan de la realidad, pero donde has visto las capacitaciones docentes donde te digan exactamente como aterrizar a la realidad temas sumamente abstractos cuya concreción es muy difícil. 


Las matemáticas son para toda la vida, las usamos siempre, muchos profesionales se ganan la vida con ella las grandes teorías del universo son fundamentalmente matemáticas, entendido así esta es una de las materias que tendría que ser la más querida y mimada y no al revés. 

A continuación te presento una serie de consejos prácticos para enseñar matemáticas en el aula ya sea en primaria o secundaria, logrando los mejores resultados en tu alumnado: 

1. Contenido irresistible.
La principal pregunta que surge en un estudiante cansado y desmotivado es: ¿Para qué estudio algo que no voy a utilizar nunca? Tu deber como docente es demostrar para qué les va a servir lo que están aprendiendo y cómo pueden ponerlo en práctica. Con un poco de investigación y planeamiento podemos descubrir cuáles son los temas de actualidad que pueden interesar a los alumnos. Por poner un ejemplo, aprovechando el tema de las olimpiadas se puede introducir el estudio de los ángulos, investigando en qué ángulo debe viajar la jabalina para llegar más lejos. O sea, sacar las matemáticas del libro y aplicarlas a un tema de interés.


2. Trabajos en equipo: 
Los alumnos que gustan más de la materia pueden ser de mucha ayuda para explicar y ayudar personalmente a sus compañeros, en trabajos de equipo donde las dudas se exponen en equipo, por ejemplo: cada equipo presentará una duda y su resolución en el tema de factoreo del caso siete. 


3. Temas completos y claros.
Es preferible dejar menos trabajos y tareas que tengan mayor importancia en cuanto al aprendizaje y práctica del contenido. Mucho trabajo sin sentido solo logrará cansar al alumno. Agotar un tema hasta asegurarnos que ha sido asimilado esto es más beneficioso que dar 20 temas sin que consigamos que entiendan de que hablamos. 


4. Promoviendo la participación activa:
Algunas veces podemos caer en el tentación de dar las respuestas, o valorar más al alumno que llega a ellas sin explicar cómo lo hizo. Es más importante que todos sean capaces de lograr un entendimiento del proceso, aunque la respuesta no sea exacta.


5. Explicar donde se perciben las falencias: 
Al alumno le sirve más una explicación de en qué se equivocó y cómo puede enmendar el error, que una simple calificación, los profesores que solo señalan el error pero no caminan sobre sus pasos, retro alimentando los temas "flojos" (procesos, formulas, etc), no consiguen que el estudiante aprenda de sus errores, si bien hasta este punto pueden decir que hacer esto retrasa el programa, vale la pena comentar con madres y padres también lo que se detecta para que tengamos acompañantes en nuestra modalidad de trabajo. 


6. A un lado la tradición: 
En lugar de darle 100 problemas para que aprendan a resolverlos, pídeles que creen 10 problemas sacados de situaciones cotidianas personales. Al tener que crear el problema a partir de la solución les será mucho más sencillo entender el proceso y resolverlo, notará querido profesor que al plantear un problema en una prueba o examen la forma y rapidez para resolverlo se ve beneficiada. 


7. Potencie la autoestima: 
En la red encontrará miles de historias de personalidades mundiales cuyas notas en matemáticas dejaban mucho que desear y estimulados adecuadamente se convirtieron en científicos o personajes sobresalientes, utilice una biografía por clase, busque actores, cantantes, científicos, presente el abanico de posibilidades y que se perciba que cada uno es responsable de aprender o no, no es una cuestión de gustar de una materia si no de descubrir lo útil e importante que puede ser en la vida futura y presente de cada uno.

Quizás también te interese: Orientación para problemas en matemáticas.