.

.

martes, 10 de mayo de 2016

La evaluación y las calificaciones.


En los últimos tiempos en varios países se debate sobre las calificaciones, si deben ser criterios y no números, si una calificación numérica realmente demuestra cuanto sabe el estudiante y lo que más asusta si un estudiante puede perder un año escolar por tener calificaciones por debajo de lo establecido. 
De este tema nos ocupamos en este articulo. 

EVALUAR se define como “El proceso que permite obtener evidencias, elaborar juicios y brindar retroalimentación sobre los logros de aprendizaje . de los alumnos a lo largo de su formación; por tanto, es parte constitutiva de la enseñanza y del aprendizaje” (SEP, 2011a:35).

Una calificación no es una medida que constituye premio o castigo, es una ponderación que se asigna a la respuesta "esperada" en un contenido particular;  en los últimos días en varios países se discute sobre que calificación es oportuna, incluso si se debe calificar a un estudiante, que lo mejor es que pasen el año sin ningún tipo de restricción... ¿sabe quien discute esto? por extraño que le parezca lo discuten: políticos, alcaldes, gobernadores, diputados, periodistas, locutores, padres de familia, alumnos... Sí, usted tambien lo notó, a los docentes no nos preguntan sobre el tema porque en resumidas cuentas nosotros hacemos lo que el Ministerio o Secretaria de educación nos diga. 

Los docentes que conocemos mejor que nadie la problemática de la evaluación sumativa, tenemos una postura clara respecto a que los alumnos pasen de grado simultáneamente sin detenerse hasta la universidad. 
En mi carrera docente, me encontré con este problema una alumna de doce años en sexto grado, con lectura comprensiva de una alumna de tercer grado, mismo desempeño en matemáticas, al comentarle al director y a la supervisión escolar, el problema que yo veía en la niña, me dijeron que hablara con sus padres que ellos y solo ellos podían decidir si la niña se quedaba "aplazada" (esto por la normativa del país)  es decir si perdía el año continuaba avanzando con estas deficiencias, los padres me dijeron que siguiera que ellos le pagarían un maestro particular, la niña pasó a séptimo grado, cuando llegó a ese año sus profesores vieron lo que Yo señalé el año anterior, las respuestas de las autoridades y los padres... las mismas, les acortaré el relato, la niña llego al final de la secundaria con todas las materias con calificaciones menores a cuatro, con mucha frustración y ella confiada me dijo que pronto estaría en la universidad. 

Cuando expuse esta situación en un congreso pedagógico, muchos defensores del sistema del pase automático de los niños me dijeron que la culpa era de los profesores que tuvo la niña a lo largo de su formación; y es que si la niña fuera la única alumna, quizás habría pasado de grado pero los salones eran de 30 alumnos o más. ¿Cómo evaluar? ¿Qué evaluar? ¿para qué evaluar?
Nuestros países latinoamericanos no son Finlandia, el sistema donde no hay calificaciones tiene una base diferente a las nuestras; nuestro sistema educativo aun está basado en la ponderación de conceptos, de procedimientos y hasta de actitudes, mismas que debemos colocar en un cuadro valorar objetivamente y entregar a los estudiantes al final de periodos de desarrollo de clases. 
Un sistema competitivo escolar, tiene "calificaciones", que sirven para determinar la continuidad o el repaso de contenidos por parte de estudiantes, los universitarios viven lo mismo en sus meses de estudio por asignatura si no aprueban con notas esperadas, la asignatura no es aprobada puesto que no ha alcanzado el mínimo satisfactorio.  
Hay colegios o micro regiones que han optado por trabajar y formar sin que las calificaciones importen, eso está bien pero no deben mezclarse formación y evaluación, si se educa en un sistema con evaluación sumativa debe respetar y actuarse en concordancia, si es el sistema mas cualitativo la evaluación sumativa no existe; a los señores no docentes que opinan infórmense porque no se puede mezclar la formación de una manera y la evaluación de otra porque al final obtendremos una persona formada con objetivos distintos a los que le exigirá la sociedad. Evitar satanizar los sistemas educativos es una recomendación importante para  las personas que aun no comprenden como está el debate, esto va más allá de notas, de pasar de grado con un dos en la libreta de calificaciones, esto tiene que ver con un sistema que no responde a los estudiantes y sus necesidades si no a administraciones con fines ajenos a los educativos.