.

.

viernes, 7 de abril de 2017

Los adultos aprenden diferente a los niños.



Existe la tendencia errónea de querer aplicar la misma metodología en la formación de personas adultas que en la enseñanza escolar o secundaria. No obstante , hay diferencias esenciales entre cómo aprende un adulto y cómo aprende un niño o adolescente. 



Conocer las diferencias en la forma de aprender de niños y de adultos es fundamental para enseñarles.

Lo primero que debemos pensar con nuestros estudiantes es:

👉 Su edad

👉El dominio de habilidades y estrategias de aprendizaje.

👉 La motivación y los intereses personales.

👉La maduración psicológica.

👉Las características fisiológicas del cerebro. (Edad, expresión oral, dominio de competencias educativas, etc) 

👉Su situación personal, la disponibilidad que tenga y las condiciones en que se encuentre.

👉Su nivel de autoestima.


Así pues, para poner a una persona adulta ante una situación de aprendizaje debemos valorar: 
* Está en situación de sobre edad al nivel en el que se encuentra.
* Es un adulto con una riqueza cultural y académica. (Estudiantes universitarios)

Los niños, son evaluados en el salón, para percibir si en ellos hay algunos síntomas de problema de aprendizaje para su posterior tratamiento.




Te dejo este vídeo donde explico las generalidades que se deben considerar para trabajar con adultos en educación. 

VÍDEO: